Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

Búsqueda de blogs

El reloj de cuarzo

Publicado en20/03/2016 por
El reloj de cuarzo

A finales de los años 60 se empezaron a comercializar lo que hoy en día conocemos como relojes de cuarzo de pulsera. Si bien en el año 1920 Warren Marrison y J.W. Horton crearon el primer reloj de cuarzo de la historia, no fue hasta 50 años después cuando la tecnología fue puesta al servicio del ciudadano.
A mediados de los años setenta se produjo la denominada "Revolución del cuarzo", y por aquel entonces la industria relojera suiza, dueña absoluta del panorama internacional, vio fuertemente afectado su negocio con la aparición de ésta tecnología, que desde entonces se ha mantenido como única alternativa y predominadora de las ventas de relojes a nivel mundial.
El reloj pasó de ser un elemento artesanal al alcance de pocos, a una herramienta producida en serie, más barata y más precisa pero con menos encanto.

Los relojes de cuarzo son pequeñas herramientas para medir el tiempo que cuentan con maquinarias electrónicas. Funcionan a través de las vibraciones que un cristal de cuarzo genera al pasar por él la corriente eléctrica generada por una pila.
El cuarzo tiene una propiedad llamada “PiezoElectricidad” que su característica principal es que vibra u oscila cuando es atravesado por una corriente eléctrica de tipo alterna.
Para que vibre el cristal de cuarzo, debe ser alimentado por un campo eléctrico oscilante generado por un circuito electrónico.
El cuarzo hace el papel de regulador y estabilizador de la frecuencia lo que servirá finalmente para dar una medida del tiempo. Mediante un chip electrónico los impulsos generados por el cuarzo convenientemente tratados para conseguir una frecuencia de 1 HZ (un ciclo/segundo – lo que denominamos un segundo) que aplicada a un motor paso a paso lo trasmite al tren de rodaje. El cuarzo se talla habitualmente en forma de lámina y se introduce en un cilindro metálico. Éste tiene por función la protección del mineral.
Los relojes de cuarzo pueden indicar el tiempo mediante una pantalla digital o tratar las oscilaciones para generar el movimiento de un mecanismo de agujas.

La frecuencia de oscilación de un movimiento de cuarzo permite alcanzar precisiones de variaciones de marcha inferiores a un minuto al año, o lo que es lo mismo, cinco segundos al mes. Si lo traducimos en variación de marcha diaria, ello equivale a menos de 0,2 segundos al día.
Algunos fabricantes han desarrollado mejoras como la “tecnología superquartz”, mejorando significativamente la precisión de las maquinarias tradicionales y evitando que agentes externos como la temperatura o la presión afecten al rendimiento y precisión de los relojes.

Ronda 762 – Smith & Smoorcer quartz movement


La pila es el generador de corriente continua que transforma la energía química que almacena en energía eléctrica.
Al mantiene la tensión eléctrica de forma continuada, se consigue una vibración a una frecuencia extraordinariamente precisa.
El voltaje habitual de las pilas de botón de los relojes de cuarzo suele ser de 1.5v (1.2v en caso de baterías recargables para modelos hibridos)
Hoy en día existen alternativas, o mejor dicho complementos, que mejoran la vida y el rendimiento de las maquinarias basadas en cuarzo. Algunos fabricantes se apoyan en la energía lumínica que se capta a través de células fotoeléctricas situadas en la esfera del reloj, transformándola en energía eléctrica para cargar la batería.

Las maquinarias de cuarzo existentes hoy en día ofrecen multitud de posibilidades respecto a funciones disponibles; hora, minuto, segundo, día del mes, día de la semana, cronógrafo o fase lunar entre las más utilizadas. Algunos fabricantes también han desarrollado e incorporado mejoras como el sistema denominado EOL (End of Life),el cual permite que algunos relojes de cuarzo informan que la batería de la pila está agotándose mediante cierta cadencia o paso discontinuo en la marcha del segundero (normalmente saltos de 2 en 2 segundos).

Los relojes Smith & Smoorcer cuenta con maquinaria suiza de cuarzo de la reconocida marca RONDA, compañía con más de 65 años de historia. Un corazón de calidad y que aportará una larga vida a nuestro reloj.

Puede interesarte

Menú